Otro

11 formas extravagantes de estar a la altura


¿Necesitamos estos? Probablemente no. Pero serían una gran adición a la encimera de su cocina.

Estas tazas medidoras están pidiendo atención.

Las tazas medidoras son vitales para cualquier cocinero casero, al menos para aquellos que prueban nuevas recetas y siguen los pasos con diligencia.

Y aunque entendemos la importancia de hacer una receta correcta, nos estamos desmayando por estos juegos de tazas medidoras por una razón diferente: ¡su apariencia! Cómo algo tan utilitario se ha convertido en una pieza de decoración tan caprichosa en una cocina está más allá de nosotros, pero no nos quejamos.

Las principales marcas de artículos para el hogar están explorando el lado divertido de la cocina, haciéndola más atractiva y atractiva para los nuevos cocineros. Marcas queridas como Anthropologie, Pier1 y Cost Plus World Market, marcas que enfatizan la importancia de entretener un poco más que cocinar, están atrayendo a nuevos cocineros a la cocina con estas adorables tazas.

Tenemos gatos, patos, cerdos y búhos; estamos listos para abrir un zoológico con la cantidad de tazas con temas de animales en nuestra guía.

Por otro lado, hay tazas con temas de frutas, flores y vegetales (perfectas para cualquier regalo o canasta de primavera) que serán ideales en todas sus comidas y entretenimientos en climas cálidos.

Añádalos a un registro o simplemente elija uno para hacer sonreír cada vez que prepare panqueques por la mañana.


Ajustar la cantidad de porciones de una receta se llama escalado y, en términos generales, implica multiplicar (aumentar) o dividir (disminuir) las cantidades de los ingredientes individuales en la receta.

Entonces, si está haciendo sándwiches club para 12 personas y su receta hace 2 sándwiches, simplemente multiplicará cada ingrediente por 6: las rebanadas de pan, la mayonesa, el pavo, etc. Es posible que deba convertir las cantidades, de modo que 24 cucharadas de mayonesa se conviertan en 1 1/2 tazas más comprensibles, pero todo es bastante simple. Obviamente, no todo el mundo usa una receta para hacer sándwiches, pero el ejemplo ayuda a ilustrar un caso bastante sencillo.

Otras recetas no escalan bien en absoluto, como los panes de levadura. Suponga que tiene en sus manos la receta de masa de su restaurante de pizza favorito y descubre que cada lote usa un saco de harina de 50 libras y hace 100 pizzas. Pero solo quieres hacer una pizza. En esta situación, las matemáticas simples podrían hacer más daño que bien. Esto se debe a que probablemente solo necesite 2 onzas de levadura seca para esas 100 pizzas, pero dividir eso por 50 produciría una cantidad de levadura demasiado pequeña para crear un aumento.

Escalar en la otra dirección puede ser aún más peligroso. Digamos que quieres hacer 10 pizzas. Una receta para una sola pizza puede requerir un paquete de levadura, pero 10 paquetes producirán un desastre enorme y burbujeante. Otros agentes leudantes, como el polvo de hornear y el bicarbonato de sodio, tampoco se prestan a la multiplicación directa.

En casos como este, sería mejor buscar una receta más cercana a la cantidad de porciones que desea. También puede preparar varios lotes, de los que hablaremos más adelante.


Relajarse ahora es más fácil

Todos enfrentamos situaciones estresantes de vez en cuando, y es importante aceptar el hecho de que el estrés nunca se puede eliminar por completo. Sin embargo, hay varias formas sencillas y bastante interesantes de prevenir el estrés antes de que se salga de control.

Ejercicio. Reír. Meditar. Respiración profunda. Hay cientos de formas conocidas que supuestamente minimizan el estrés. Sin embargo, todos reaccionan al estrés de manera diferente y, por lo tanto, deben tomar diferentes medidas para prevenir la ansiedad. Si estas técnicas comunes para aliviar el estrés por sí solas no le han funcionado, es posible que tenga suerte. Hay varios mecanismos extravagantes para aliviar el estrés que podrían ser su boleto hacia una vida más pacífica.

El poder del esmalte de uñas verde

Bien, entonces no tiene que ser verde, pero seguro que suena más convincente. Una forma única de reducir el estrés es colocar un punto de esmalte de uñas en su teléfono celular, recordándole que debe reducir la velocidad y relajarse antes de contestar su teléfono. Esto no solo te hará reír y te permitirá respirar profundamente, sino que te hará sonar más seguro cuando levantes el teléfono. Del mismo modo, el conocimiento de que parecía seguro reducirá aún más su estrés. ¡Esto es beneficioso para todos!

Use una banda de goma alrededor de su muñeca

¡Es la última tendencia de moda! Bueno, tal vez no, pero puede reducir el estrés. De manera similar a entrenar a un perro, en realidad puede entrenarse para sentirse estresado con menos frecuencia a través del condicionamiento operante. Dejame explicar. Cada vez que se sienta estresado, coloque ligeramente la banda elástica alrededor de su brazo. Con el tiempo, teóricamente asociará los sentimientos de estrés con un pellizco, y es posible que, subconscientemente, se esfuerce por evitarlo. Algunas personas podrían decir que este es un tramo (juego de palabras), pero tiene un fundamento sólido detrás. El psicólogo B. F. Skinner desarrolló el condicionamiento operante probando primero la teoría en ratas. Colocaba una rata en una caja, y si la rata empujaba accidentalmente una palanca dentro de la caja, sería recompensado con una golosina. Eventualmente, él empujaría intencionalmente la palanca. En este caso de reducir el estrés a través de un tirón de goma, se usa el castigo en lugar del refuerzo, por lo que la idea es que nos retiremos de un comportamiento o emoción para evitar un estímulo desagradable.

Naranja, ¿te alegras de que ya no estés estresado?

El jugo de naranja no solo es delicioso y nutritivo, sino que también puede hacer que se sienta menos ansioso. Según WebMD, los alimentos y bebidas con alto contenido de vitamina C, como el jugo de naranja, reducen fisiológicamente el estrés al reducir los niveles de hormonas del estrés, incluido el cortisol. Dos vasos al día deberían ser suficientes.

Chicle

Las ventajas del chicle son infinitas. No solo refresca el aliento y reduce los bocadillos, sino que el chicle también puede reducir la ansiedad y la depresión. En un estudio de 2008 realizado por Andrew Scholey, Ph.D., los participantes que masticaban chicle con regularidad demostraron niveles más bajos de ansiedad, mayor estado de alerta, reducción del estrés y mejora con la multitarea. No sé ustedes, pero mañana iré a comprar algunos Wrigley & rsquos.

Conviértete en artista

No tienes que ser tan talentoso como Leonardo da Vinci para beneficiarte de las artes y la artesanía. El arte y la musicoterapia son métodos probados que se utilizan a menudo para aliviar el estrés porque la actividad distrae su mente de lo que sea que lo esté estresando y promueve la relajación. Incluso cuando haya completado la sesión, es probable que regrese a su vida diaria con menos estrés y una mente más clara que antes de crear su obra maestra.

Ponte juguetón

¿Puede el sexo ayudarte a sentirte menos estresado? Según el psicólogo Simon Rego, definitivamente puede. Afirma que el sexo es una combinación maravillosa de muchos factores, incluida la liberación de endorfinas y la conexión social, que resultan en el alivio del estrés. Aunque es posible que no pueda deshacerse de lo que realmente le estresa, definitivamente mejora su actitud al respecto.

Inflar un globo

Esto probablemente no solo te hará sonreír un poco, lo que también se sabe que reduce el estrés, sino que inflar un globo te obliga a respirar profundamente. Entonces, la próxima vez que vaya a su oficina, coloque algunos globos en su cajón y recuerde que debe inflar uno cada vez que comience a sentirse estresado. Y cuando la gente se ría de ti, debes saber que también les estás ayudando a reducir el estrés haciéndoles reír.

Coge un poco de avena


Medición de peso: simplemente hágalo.

Onzas frente a onzas líquidas: ¡No son iguales!

Onzas son una unidad de peso.

Fl oz son una unidad de volumen.

Si mide agua, una onza líquida pesa exactamente una onza de peso, sin embargo, esta proporción puede cambiar dependiendo de la densidad de lo que está midiendo. La buena noticia es que la mayoría la mayoría de las veces, una onza líquida de cualquier líquido que usaría para cocinar pesará lo suficientemente cerca de una onza como para no alterar demasiado los resultados finales.

Nuestra amiga Stella Parks de The Bravetart tiene esto que decir acerca de las onzas frente a las onzas líquidas: "Me gustaría retroceder en el tiempo y golpear al tipo que pensó que sería una buena idea forzar a dos sistemas de medición diferentes a compartir el mismo nombre."

Estamos de acuerdo. Puede resultar muy confuso. Si una receta requiere ocho onzas de chispas de chocolate, ¿son ocho onzas en una báscula (peso), o una medida seca de una taza llena de chispas de chocolate (volumen)?

La convención en los EE. UU. Es la siguiente: si un ingrediente seco aparece en onzas, es una unidad de peso y debe medirse en una balanza. Si un ingrediente húmedo aparece en onzas, es líquido onzas y debe medirse en una taza de medir húmeda. Las chispas de chocolate, la avena, la harina, la pasta y el arroz son todas las cosas que se enumerarían en onzas (peso), mientras que el agua, el caldo, la leche, la crema, la miel o el aceite se enumerarían en onzas líquidas (volumen).

La excepción a esta regla es cuando una receta para hornear enumera muy claramente los pesos antes que los volúmenes. En ese caso, cada ingrediente debe medirse por peso en una balanza. Por ejemplo, la masa para pizza de Kenji al estilo de Nueva York enumera los pesos como la medida principal con volúmenes aproximados entre paréntesis y es una receta diseñada para completarse al 100% en una báscula sin necesidad de vasos medidores líquidos o secos.

En Serious Eats, muchos de nuestros serios proyectos de horneado se enumeran de esta manera. Esto se debe a que creemos firmemente que usar una balanza y medir los ingredientes, húmedos o secos, por peso es la mejor y más precisa manera de garantizar la consistencia en sus proyectos de horneado. *

*Por extensión, cada vez que vea una receta de horneado seria que ofrezca solo medidas en volumen y no en masa, debería activar inmediatamente las alarmas en su cabeza. ¡Quizás deberías buscar una receta diferente!

¿Por qué medir por peso?

¿Quieres tomar en serio la repostería? ¿Quiere asegurarse de que sus proyectos de horneado sean consistentes de un lote a otro? ¿Quiere evitar tener que lavar todas sus tazas y cucharas medidoras cada vez que hornea? ¡Bien! Es hora de que invierta en una buena báscula digital (incluso una báscula analógica económica es un gran paso adelante con respecto a tazas o cucharas medidoras).

  • Es más exacto. No hay problemas de compresibilidad al medir por peso. Cinco onzas de harina son siempre cinco onzas de harina, sin importar cómo la transfiera al tazón. Esto significa que cada vez que hornea una receta determinada, tiene la garantía de que la proporción de ingredientes es exactamente la misma una y otra vez.
  • Es menos complicado. En lugar de usar una variedad de tazas medidoras diferentes que deben lavarse después de que haya terminado de mezclar su masa o masa, todo lo que necesita para medir cualquier cantidad de ingredientes con una escala es un solo tazón para mezclar (o como máximo un tazón para los ingredientes secos y un segundo tazón para los húmedos).

Precisión mejorada y solo un recipiente para limpiar. Me parece una situación en la que todos ganan.

Quiero obtener aún más en serio acerca de la repostería? Al pesar ingredientes potentes como levadura o polvo de hornear, un gramo puede marcar la diferencia. Agregar una balanza de joyero a su arsenal asegura que pueda pesar con precisión los ingredientes hasta la centésima de gramo para garantizar resultados infalibles.


Medir la harina correctamente

Para medir la harina correctamente, necesitará tazas medidoras calibradas hechas para medir ingredientes secos. No utilice una taza de café ni un vaso para beber. Si la harina ha estado reposando en el recipiente por un tiempo, revuélvala para aflojarla. Vierta ligeramente la harina directamente en la taza medidora del recipiente o la bolsa. No agite la taza y no apile la harina.


Medidas de peso frente a volumen en el horneado y la mejor manera de medir la harina

Últimamente he recibido algunas preguntas sobre algunas de mis recetas de pasteles más populares que parecen implicar cierta confusión sobre las medidas de peso versus volumen, específicamente cuando se trata de medir ingredientes secos como la harina. Pensé que haría una explicación un poco más detallada en una publicación, para aclarar cualquier confusión.

Los panaderos estadounidenses crecieron usando tazas, donde una taza de agua es igual a una taza de harina, etc. También nos perforaron el cerebro que una taza son 8 onzas y una pinta es una libra en todo el mundo (una pinta son dos tazas o 16 onzas líquidas).

Pero estoy aquí para decir que una pinta NO siempre es una libra y una taza NO siempre son 8 onzas.Depende de lo que estés midiendo.

Ahora, antes de que empieces a discutir, ¡déjame explicarte!

Peso versus volumen

Volumen es una medida de la cantidad de espacio que ocupa algo. Cosas como tazas de harina, galones de leche, pies cúbicos de helio & # 8230 son todas medidas de volumen.

Peso es una medida de la pesadez de un objeto. Gramos de sal, libras de azúcar, kilogramos de manzanas & # 8230 estas son medidas de peso.

Está bien. Entonces, eso tiene sentido, ¿verdad? El volumen y el peso miden dos cosas completamente diferentes.

Has escuchado el viejo acertijo: ¿Qué pesa más: una libra de plumas o una libra de plomo?

Pregunta capciosa: ¡ambos pesan una libra! PERO el plomo va a tener un volumen mucho menor ya que es más denso que las plumas, por lo que se verá como una cantidad menor de material.

Cuando hablamos de hornear, las diferencias pueden no ser tan evidentes como las plumas y el plomo, pero lo mismo ocurre con la harina y el agua: una es mucho menos densa que la otra (en este caso, la harina son las plumas y el el agua es el plomo). Entonces, una libra de harina ocupará más espacio o volumen que una libra equivalente de agua.

Una onza de confusión

La mayor parte de la confusión con respecto a las medidas de peso y volumen se produce cuando se habla de onzas: una unidad de medida imperial que se puede utilizar para indicar tanto el peso como el volumen. Las onzas líquidas se refieren al volumen (como mililitros), mientras que las onzas regulares se refieren al peso (como gramos). El hecho de que ambos se llamen onzas, y no siempre se distingan diciendo onza / onza líquida es una de las razones por las que son tan problemáticos.

Las onzas por peso y las onzas por volumen SÓLO son comparables cuando mide agua u otros líquidos con una densidad similar.

Por ejemplo, 8 onzas de agua por peso equivalen a 8 onzas líquidas por volumen.

La harina, por otro lado, es un juego de pelota totalmente diferente y, además, confuso. No es que haya medido nunca la harina con onzas líquidas (que solo están diseñadas para medir, lo adivinó, líquidos), pero, si lo hizo, encontrará que 8 onzas líquidas de harina solo pesan alrededor de 4 1/4 onzas. . Pese 8 onzas de harina por peso y tendrá alrededor de 14 onzas líquidas por volumen. ¿Ves lo confuso que es?

Quiero decir, ¿a quién debemos solicitar que se cambien las onzas líquidas para que se llamen algo totalmente diferente (¿volantes? ¿Frams? ¿Vols?) O, mejor aún, ¿finalmente cambiar a métricas como el resto del mundo?

Aquí hay algunas comparaciones visuales para ayudar a ilustrar este concepto (tenga en cuenta que no debería medir harina en una taza medidora líquida como esta, solo lo hice aquí para poder ilustrar las diferencias entre onzas por peso y onzas por volumen) .

Ambos contenedores tienen capacidad para 8 onzas.

A la izquierda hay 8 onzas de harina por peso y a la derecha 8 onzas de harina por volumen (también conocido como 1 taza).

Si pesara los dos recipientes, el de la derecha solo pesaría aproximadamente 4 1/4 onzas.

Ambos contenedores tienen capacidad para 8 onzas.

Pesa 8 onzas de harina y 8 onzas de agua en una balanza y esto es lo que obtienes. Visualmente, parece que tienes mucha más harina que agua, pero pesan exactamente la misma cantidad.

Ambos contenedores tienen capacidad para 8 onzas.

A la izquierda hay 8 onzas de harina por volumen y a la derecha 8 onzas de agua por volumen. Básicamente, lo que ves aquí es 1 taza de harina y 1 taza de agua.

Pero si coloca estos dos recipientes en una balanza, la harina de la izquierda solo pesaría 4 1/4 onzas, mientras que el agua pesaría 8 onzas.

Entonces, ¿estás menos confundido todavía? ¿Más confundido? No te culpo (risas).

¿Mi consejo? Cuando estés horneando, olvídate de las onzas por completo. Finge que ni siquiera existen. Simplemente confunde las cosas. En su lugar, concéntrese en las medidas de taza / cucharada para el volumen y gramos para el peso.

Estoy tratando de ser mejor escribiendo mis recetas usando solo tazas y gramos por esta misma razón, aunque es posible que todavía vea onzas en recetas más antiguas o en cosas que se venden por onzas, como barras de chocolate o latas de calabaza.

Propina: Al comprar productos envasados ​​o enlatados, si no está seguro de si la medida de onzas en el paquete se refiere a onzas por peso o onzas líquidas, consulte el equivalente métrico. Si son gramos (como en la calabaza enlatada o barras de chocolate), estás lidiando con el peso. Si se trata de litros (como en la leche o el vino), entonces se trata de onzas líquidas.

La belleza de la métrica

Una de las cosas hermosas del sistema métrico es que no hay confusión. Los gramos son peso, los mililitros son volumen. Si ve gramos, agarre su balanza. Si ve mililitros, tome su taza medidora de líquidos.

Otro aspecto genial del sistema métrico es que está calibrado para el agua: por lo tanto, cuando mida agua u otros líquidos con una densidad similar (como leche o jugo de naranja), 200 mililitros pesarán 200 gramos. ¡Frio!

Sin embargo, una vez que comience a medir los ingredientes secos, que a menudo tienen densidades variables, los dos números no coincidirán.

1 taza de agua pesa 236 gramos.
1 taza de harina pesa 125 gramos.

los volumen es lo mismo, pero el peso es diferente (recuerde: plomo y plumas).

Otro beneficio de usar medidas métricas es la precisión: las escalas a menudo solo muestran onzas al cuarto u octavo de onza, por lo que 4 1/4 onzas o 10 1/8 onzas. Por otro lado, los gramos, al ser una unidad de medida mucho más pequeña, hacen que sea más fácil ser increíblemente preciso. Exactamente 236 gramos de agua es una medida mucho más precisa que 8 3/8 onzas (técnicamente 236 gramos equivalen a 8,32466 onzas, pero no podrá medir eso en una escala). La diferencia de 1/8 de onza es de 3 a 4 gramos, lo que puede no parecer mucho, pero puede sumar.

Una taza es una taza es una taza

& # 8230 dependiendo de lo que estás midiendo y como lo mides.

Los líquidos son bastante fiables. Una taza casi siempre será una taza.

Pero para los ingredientes secos, específicamente la harina, los pequeños gránulos de harina se pueden compactar, esencialmente empacando más harina en la misma cantidad de espacio (piense en empacar azúcar morena, es una idea similar).

Entonces dependiendo de cómo Mide su harina, si la esponja y la coloca en la taza, o si la saca directamente de una bolsa de harina que se ha asentado, su & # 8216cup & # 8217 puede variar hasta en un 30% en peso, de 120 gramos hasta más de 150 gramos (!!) Cuando está haciendo un pastel que requiere 3 tazas de harina, eso es casi una taza extra si está sacando directamente de la bolsa. No es de extrañar que el pastel esté demasiado seco & # 8230


Aquí puedes ver lo que quiero decir. La taza de la izquierda se midió utilizando el método de pelusa, cuchara y barrido, mientras que la de la derecha se extrajo de la bolsa. 125 gramos y 146 gramos pueden no parecer una gran diferencia, pero pueden significar la diferencia entre un pastel de chocolate perfectamente húmedo y uno seco.

La mejor forma de medir la harina es & # 8230

¡Con una balanza! ¡En gramos! (Si ha leído hasta aquí, probablemente lo haya adivinado).

Sin embargo, sé que los & # 8217s no siempre van a suceder. Estamos tan acostumbrados a hornear con tazas que sacar la balanza se siente como una tarea. Y, aunque me he acostumbrado a utilizar principalmente medidas basadas en el peso, reconozco que no es para todo el mundo.

Si va a seguir usando tazas, es útil saber cuál es el mejor método para medir una taza de harina perfecta: uno que en realidad una verdadera taza y no compactado.

Mi método favorito: pelusa, cuchara y barrido.

Primero, pelusa levanta la harina revolviéndola en la bolsa (o, mejor aún, viértela fuera de la bolsa en un recipiente grande que hará un gran trabajo de aireación por sí sola).

Luego, cuchara harina y espolvorear en su taza medidora. No coloque la harina directamente en la taza medidora, que puede compactarla. Más bien, tome una cucharada grande de harina y espolvoree en la taza medidora.

Una vez que tenga un montón de harina en la taza medidora, barrer Quite el exceso usando un borde recto como el dorso de un cuchillo de mantequilla o una espátula acodada para nivelar la parte superior de la taza.

Pruebe esto varias veces con una balanza a mano y vea qué peso obtiene por 1 taza de harina. Debería ver unos 125 gramos de harina por taza rasa. Si está obteniendo 130 gramos o más, es posible que desee volver a revisar su método (tal vez no lo esté esponjando lo suficiente, o tal vez esté compactando la harina cuando la nivele, o tal vez sus tazas medidoras estén apagadas).

Ahora, solo para comparar, saque una taza grande de harina de una bolsa. Realmente cava tu taza allí. Nivele la parte superior, luego pese la harina. ¿Notaste alguna diferencia? ¡Apuesto que lo harás! Esos 30 gramos adicionales o más de harina realmente pueden marcar la diferencia al hornear, ya que la harina adicional puede dar lugar a pasteles y galletas secos o densos.

El cacao en polvo es otro ingrediente que se puede compactar, por lo que utilizar el método de peso o de pelusa, pala y barrido también es útil aquí.

Tazas de medición líquidas versus secas

A menos que solo hornee exclusivamente con medidas basadas en el peso, debe tener dos tipos de tazas medidoras en su cocina: tazas medidoras para líquidos y tazas medidoras secas, y debe usar cada una en consecuencia. No vierta líquidos en tazas medidoras secas y tampoco intente medir la harina en una taza medidora de líquidos. En pocas palabras, no obtendrá resultados precisos.

Las tazas medidoras de líquidos son transparentes, con marcas en el costado de la taza que indican el volumen de líquido en tazas, onzas y mililitros. Los marcadores de onzas aquí se refieren a onzas líquidas, y para líquidos similares al agua, las onzas por peso serán iguales a las onzas por volumen. Sin embargo, para líquidos de diferentes densidades, digamos, leche condensada azucarada, por ejemplo, 1 taza u 8 onzas líquidas en realidad pesarán 10 onzas en una balanza.

Las tazas y cucharas medidoras secas deben etiquetarse solo con la cantidad de volumen seco, como 1/2 taza o 1 cucharada. Si se encuentra con un juego de tazas medidoras secas que también enumeran gramos u onzas, aprenda a ignorar esos números por completo (solo son relevantes para líquidos, que de todos modos no debería medir con tazas secas) & # 8217t. # 8230 o compre un nuevo juego de tazas medidoras por completo.

¿Por qué no se pueden medir ingredientes secos en tazas medidoras para líquidos? Bueno, es difícil nivelarlos. Si vierte un poco de harina en una taza medidora de líquidos, la parte superior quedará desigual. Así que tal vez lo agite un poco para tratar de nivelar la parte superior, pero en realidad solo está compactando la harina aún más. Con una taza medidora seca, puede nivelar perfectamente la parte superior con un cuchillo u otra regla, asegurándose de tener exactamente la cantidad que necesita.

¿Por qué no se pueden medir ingredientes húmedos en tazas medidoras secas? Bueno, puedes, más o menos, pero probablemente lo arruines. Porque para obtener una medida adecuada hay que llenar la taza hasta el borde con el líquido. Buena suerte tratando de moverlo a su cuenco sin derramar & # 8230

Técnicamente, incluso los líquidos como el extracto de vainilla deben medirse en un medidor de líquidos, aunque para cantidades tan pequeñas como esta no es crítico (es razonablemente fácil medir 1 cucharadita de vainilla en una cuchara sin derramarla). Me gusta este juego de medición de vasos por esa razón.

Los líquidos no son tan problemáticos como los ingredientes secos, ya que se pueden & # 8217t & # 8216 compactar & # 8217 las moléculas de, por ejemplo, la leche de la misma manera que se puede hacer con la harina. Entonces, una taza de leche será bastante consistente en términos de volumen y peso. Solo recuerde que las onzas impresas en sus tazas medidoras de líquidos son onzas líquidas, que no siempre son iguales a onzas por peso.

Propina: Pesa tu tazón para mezclar vacío y escribe ese número en el fondo del tazón con un marcador. Entonces sabrá el peso de tara del tazón incluso si se olvida de tarar la balanza antes de agregar los ingredientes.

Pero el estándar de oro de la medición, independientemente de lo que esté midiendo, es pesar todo en gramos con una balanza de cocina. Simplemente no puede medir el peso con tazas medidoras basadas en volumen. Medir por peso significa que no tiene que lidiar con tazas medidoras (¡hurra por menos platos!)

Pesos de ingredientes comunes

  • Harina para todo uso: 1 taza = 125 gramos
  • Polvo de cacao: 1 taza = 120 gramos
  • Azúcar: 1 taza = 200 gramos
  • Azúcar morena: 1 taza = 220 gramos
  • Manteca: 1 taza = 226 gramos
  • Agua: 1 taza = 236 mL / 236 gramos
  • Crema de leche: = 240 mL / 240 gramos

Cuanto más hornee por peso, comenzará a memorizar estas conversiones comunes hasta que ya no tenga que buscarlas.

Sugiero obtener una copia del Apéndice de The Baker, que tiene listas de docenas de ingredientes comunes y sus pesos equivalentes (utilizo estos valores como puntos de referencia al escribir recetas). También puede utilizar un recurso como la tabla de pesos maestra King Arthur Flour & # 8217s (imprima una copia, lamínela y guárdela detrás de sus botes de harina).

Tenga en cuenta que las diferentes fuentes enumeran diferentes pesos base, por ejemplo, King Arthur enumera 1 taza de harina en 120 gramos y The Baker & # 8217s Apéndice dice 125 gramos.


WikiHows relacionados


5 movimientos fáciles que te convertirán en un mejor panadero

No dejes que los errores comunes de repostería te desanimen. Estos sencillos trucos pueden marcar la diferencia en el resultado de una receta.

Foto por: Joern Rynio y copyJoern Rynio

Foto de: Sandoclr / iStock

Foto por: Nesterenko & copyNesterenko

Foto de: Little NY / iStock

Foto de: Leeser87 / iStock

Siga nuestro (inteligente) consejo

Hornear tiene la reputación de ser un desafío, pero con un enfoque reflexivo y una cocina organizada, incluso el panadero más tímido puede preparar un plato exitoso, ya sea una simple bandeja de brownies o un pastel de tres bayas. Comience con estos prácticos trucos (directamente de los desarrolladores de recetas en nuestra cocina de Food Network) para evitar los puntos problemáticos que a menudo se temen.

Mida la harina de la manera correcta

La harina es complicada y mdash empaqueta con demasiada fuerza en una taza medidora, y podrías terminar con más de una receta. La forma más precisa de medir la harina es pesarla en gramos y mdash, pero no todas las recetas ofrecen ingredientes y pesos óptimos (o incluso se desarrollaron teniendo en cuenta el peso).

En nuestra cocina de Food Network, aireamos un poco la harina con un tenedor, la colocamos en una taza medidora y luego la nivelamos. Muchos otros profesionales también siguen este procedimiento. Pero otros redactores de recetas pueden preferir un método diferente, lo que podría alterar la forma en que aborda sus recetas. En libros de cocina y revistas, busque consejos en los encabezados de recetas, notas de cocinero y rsquos o en el índice. Pero en caso de duda, siga nuestro método y ajuste la cantidad la próxima vez, si es necesario.

Hazte amigo del pergamino

El pergamino ayuda a que los alimentos se despeguen fácilmente de las bandejas y moldes para hornear, pero también es útil de otras maneras. Por ejemplo, tamice los ingredientes secos en un trozo de pergamino, levante los lados y utilícelo como un embudo para minimizar los derrames mientras agrega los ingredientes a un tazón para mezclar. O bien, evite que la masa de pastel se pegue a la superficie de trabajo extendiéndola entre dos trozos de pergamino (lo que también hace que transportar la masa sea menos engorroso).

Dale a los huevos algo de espacio

Es frustrante tener que pescar cáscaras de huevo en un tazón lleno de ingredientes. Minimice el crujido no deseado rompiendo los huevos en un recipiente aparte y luego agregándolos a la mezcla. Esto asegurará que nunca arruines tu masa con un huevo podrido.

Caliente los ingredientes a temperatura ambiente - Rápido

Muchas recetas requieren huevos o mantequilla a temperatura ambiente, pero ¿cuántos de nosotros siempre olvidamos sacarlos del refrigerador lo suficientemente temprano? (Respuesta: todos nosotros). Un par de trucos resolverán el problema: coloque los huevos en un recipiente con agua tibia durante unos 5 minutos para quitar el frío y corte la mantequilla fría en rodajas súper finas, lo que ayudará a ablandarla. mucho más rápido.

Obtener un ascensor con papel de aluminio

Antes de hacer brownies o galletas de barra, forre su bandeja para hornear con un trozo de papel de aluminio lo suficientemente grande como para colgar al menos por dos lados. Engrase el papel de aluminio, agregue la masa y hornee como lo haría normalmente. Cuando su tratamiento esté listo y enfriado, use el saliente de papel de aluminio como manijas para sacar fácilmente sus golosinas de la sartén.


Medir y picar nueces

Muchos productos horneados requieren nueces, desde nueces hasta nueces, pistachos hasta macadamias y cualquier otra nuez que le parezca al desarrollador de recetas y a la fantasía. Pesar las nueces es la forma más precisa de medir, sin embargo, muchas recetas (la mayoría de las recetas estadounidenses con seguridad) requieren nueces por volumen, como 1 taza o 1/2 taza. Pero lea la receta con más atención & # 8230. ¿Dice 1 taza de nueces picadas, o 1 taza de nueces en mitades, picadas? Estas son medidas diferentes. Los pequeños trozos de nueces picadas llenarán el espacio más densamente, produciendo una & # 8220cup & # 8221 más pesada, si se pesara, que la 1 taza de las mitades grandes de nueces. Estas piezas más grandes no encajan muy bien juntas y habrá más espacios de aire.

Cuando escribo recetas, tengo cuidado al escribir lo que quiero decir y lo que escribo, así que siga mis recomendaciones para las medidas de volumen correctas. (Y, por supuesto, no olvide utilizar sus tazas medidoras de alta calidad).

Si la receta requiere nueces enteras o mitades, entonces todo lo que tiene que hacer es usarlas como están. Si se van a picar, asegúrese de hacerlo de forma adecuada. Si la receta recomienda nueces tostadas, las tuesto enteras o en mitades, y siempre las dejo enfriar por completo antes de picarlas. El tostado trae los aceites naturales a la superficie. Al enfriarse, las nueces se reabsorberán y redistribuirán para obtener el mejor sabor y textura.

& # 8220 Picado grueso & # 8221 significa precisamente eso. Colóquelos en una tabla de cortar, use un cuchillo de chef & # 8217s y córtelos un poco. Los tamaños seguirán siendo bastante grandes e irregulares. Dado que las nueces varían en tamaño (piense en una nuez gigante frente a un pistacho), es difícil dar medidas. Lo que trato de hacer es cortar la mayoría de ellos al menos a la mitad, y luego la mitad de ellos a la mitad nuevamente.

& # 8220Chopped & # 8221 es un paso más allá para que las nueces se corten de manera bastante uniforme & # 8211 todos ellos desglosados ​​a aproximadamente una cuarta parte de su tamaño.

& # 8220Finamente picado & # 8221 significa básicamente picarlos lo más finamente posible.

Una vez que las nueces estén picadas, es posible que termines con un montón de trozos en polvo. Mire esta foto de abajo de algunas nueces picadas bastante finamente. Hacia el centro de la imagen puede ver cómo hay algunos trozos de polvo en la parte superior de la pila.

Ahora, si tuviera que incorporar toda esta pila en su receta, esos trozos en polvo podrían estropear la textura de su producto horneado. ¿Qué hacer? & # 8230.¡Sájelos! Mira aquí & # 8230

Es una manera fácil de eliminar la parte polvorienta y la textura de sus galletas, barras y pasteles se lo agradecerá. Simplemente lo tiro a la basura (generalmente no hay & # 8217t mucho, por lo que & # 8217t no se siente como un desperdicio & # 8211) o lo uso para cubrir su avena o yogur).

El siguiente paso es más pequeño y estamos hablando de nueces molidas, que hago pulsando en el procesador de alimentos. Pueden ser & # 8220Ground & # 8221 (un paso por debajo del & # 8220 finamente picado & # 8221), o & # 8220Finely molido & # 8221, que básicamente es molerlos lo más fino posible pero sin llegar a hacer mantequilla de nueces.

My parting words to you, now that you are armed with all sorts of nutty news, is to remind you to buy your nuts as you need them to make sure they are as fresh as possible. Store extra in the refrigerator if using within a week or two – in the freezer for longer. Always in an airtight container. ¡Disfrutar!

To try your hand at a nutty recipe, try my Pistachio Butterballs or Thumbprint Cookies.

3 Comments

Barb
December 11, 2020 @ 1:23 pm

My recipe calls for 1 cup of hazelnuts then chopping them. I have bought the hazelnuts already chopped. Do I use 1/2 cup of them, or 2/3 cup or what?

Hi I am so sorry for the delay in response. We have been working on the site and I was not paying attention! Does your recipe call for weight? If so, you can weigh them. If not, I would go with about 3/4 cup if chopped or a little less if very finely chopped.

Karen McCreary
December 24, 2020 @ 11:28 am

My recipe calls for one and one half cups of finely (or dust as you call it ) chopped -just short of grinding- nuts ,usually I use pecans .I am trying to figure out how much to process in my new Cuisinart . My scale weighs in oz. , grams etc. . I just want a rough idea and do too many . THANKS !!

Deja una respuesta Cancelar respuesta

Meet Dédé

Hi, I’m Dédé Wilson, professional recipe developer, cookbook author, low FODMAP diet educator and I am thrilled to meet you. Learn more here…


The Most Accurate Way to Measure Your Metabolism

If you're like most people who are struggling to lose weight, you've started watching what you eat and counting (and cutting back) on your calories. We all know that weight loss is the result of a simple equation: burning more calories than you take in each day. But how do you know how many calories you REALLY burn&mdashor how many calories you should be eating for optimal weight loss?

We all have our own unique metabolic rates&mdashthe amount of calories our bodies use just to stay alive this is called your resting metabolic rate (RMR). Even at total rest&mdashand without moving&mdashyour body is using ("burning") calories just to breathe, circulate blood, digest food, think, blink and more. This actually takes more calories than you might think&mdashhundreds or even thousands. On top of your RMR, even if you don't work out, you burn additional calories by performing basic activities of daily living: brushing your teeth, typing on your computer, and driving your car.

When you visit most nutritionists, sign up for a free weight-loss plan at SparkPeople.com, or even follow a diet plan you read about in a book or magazine&mdashyou're getting some good estimates of your calorie needs, usually based on your weight, gender and possibly your age and height. But these widely used formulas are just that&mdashestimates. They are reasonably accurate for a lot of people, but they are not always accurate for everyone. "Calorie Plan A" may be too few calories for you but be perfect for your sister to lose weight. "Calorie Plan B" might not cut calories enough, yet be too many calories for your friend who weighs the same amount you do. Since we are all unique, estimates don't always work. And when they don't, it can stall your weight loss or bring it do a grinding halt despite your efforts of tracking, counting, measuring and eating within a specific calorie range.

"There are a few people who really struggle in determining their accurate weight-loss calorie range," says SparkPeople's head dietitian, Becky Hand, RD, LD. "They just don't seem to 'fit' the standard formulas, and 'experimenting' with their calorie intake brings about more and more frustration."

So what's a person to do? You can tweak your plan, adding or cutting back on calories to see how your body responds. This is what a lot of people do throughout their journeys until they find the magic number that starts peeling away the pounds. It takes guessing, checking&mdashand time. And it can work.

But there is another option: You can take a simple test to find out exactly how many calories you're burning each day. This eye-opening RMR test is non-invasive, takes a few minutes of time, and is pretty widely available for a fee. I recently tried it myself along with two SparkPeople employees, Jeff and Jaime, both of whom have been struggling to lose weight.

The test uses a device called the MedGem (similar RMR tests go by other names, such as "New Leaf"). According to Becky, "These hand-held indirect calorimetry devices can help provide another vital piece to solving their weight loss puzzle." You'll find these tests available in many health and fitness clubs, doctor offices, training facilities and weight-loss clinics. While some might offer tests as part of a weight-loss or training package, others offer the test on its own for a fee, which can range from as little as $50 to $100 or more.

Dawn Weatherwax, RD, CSSD, LD, ATC, CSCS, is a registered dietitian, athletic trainer and certified personal trainer who specializes in nutrition and fitness plans for both competitive and recreational athletes. She recently invited SparkPeople to check out her Sports Nutrition 2 Go facility in Liberty Township (just outside Cincinnati) to try the MedGem test, which normally costs $65 per person at her facility.

So How Does a MedGem Metabolism Test Work?
The MedGem is an easy-to-use, handheld device that accurately measures oxygen consumption (VO2) to determine resting metabolic rate (RMR)&mdashthe number of calories your body burns at rest. Knowing your RMR helps you understand your unique metabolism so you can develop a personalized plan to reach your goals.
The MedGem itself is basically a mouthpiece that you breathe into through your mouth while your nose is plugged. It takes about 10 minutes. It's neither uncomfortable nor difficult to do&mdashyou just sit still and breathe. The machine is hooked up to a computer that measures how much oxygen you use, which its software uses to determine your metabolic rate.

  • Do not consume any food for 4 hours prior to your appointment.
  • Do not consume any caffeinated beverages (i.e. coffee, soda, energy drinks, etc.) for 4 hours prior to your appointment. Sipping on water is OK.
  • Do not perform any strenuous physical exercise (i.e., vigorous running, strength training, etc.) for 4-hours prior to your appointment.
  • Abstain from all tobacco products for 1 hour prior to your appointment.
  • Continue taking all prescribed medications as indicated.

Our Results
Here's a chart of our results. I'm sharing our heights, weights (as taken that day), and ages as well so you can see how each of our metabolisms compare given those differences.

Nombre La edad Altura Peso RMR Result
Jaime (F) 35 5Ƌ" 182 2,190 calories
Jeff (M) 42 5ƌ" 247 2,230 calories
Nicole (F) 29 5Ǝ" 145 2,410 calories

I was particularly fascinated in how we all have very different body sizes yet our RMRs were within just a couple hundred calories of one another. I would have assumed that people who had more fat mass would have much slower metabolisms, and that would be one of the big reasons that they struggle with their weight. But at least as far as the three of us are concerned, we're all pretty close to one another, assuming we all got accurate results.

What I can say for sure is that all of us were pretty close in actual "lean" (non-fat) body mass, based on other tests we did that day. So regardless of how much fat each of us carries, Jaime and I, for example, were within 1 pound of each other in our lean mass, and Jeff had about 30 pounds more of lean mass than each of us. These results seem to make sense to me considering those other facts--but I'm no expert in this field of testing either.

So How Accurate Are These Results?
According to Becky, "Recent studies indicate that for 'healthy' adults, these hand-held, easy to use, indirect calorimetry devices provide similar results when compared to the more expensive, and more cumbersome large cart equipment that also requires careful calibration and isn't widely available." Current studies are now investigating their accuracy with specialty populations such as older adults, children, hospital patients on vents, and the malnourished, she explains.

Of course, a person's activity level adds another level of calorie burning on top of this. The more active you are throughout the day (taking the stairs, walking around, etc.) and the more you exercise&mdashthe higher your body's calorie needs will be.

So What Does This Mean for Weight Loss? How Do You Use This Information?
Having witnessed the results of more than 3,000 metabolic tests, Dawn has noticed quite a few trends. Her first step is comparing the result of test with the amount of calories a person actually eats. If a person is eating more than they burn, then the issue is clear: They are simply eating too much and need to cut back.

    They are actually eating far too little. She's seen it more times than she can count, both in overweight individuals and in people who only have another 5-10 pounds to lose. When a person consistenly eats too little, your metabolism can lower, mainly because you can't "give your all" to your daily life or your workouts. In these cases, she advises people to slowly increase their calorie intake by a hundred calories a week until they find that "sweet spot" where they have more energy, feel better, and allow their bodies to let go of some of its body fat.

"The whole experience was extremely valuable in helping me understand my caloric needs with the current condition of my body, but more importantly helped me 'reset' in my mind what I need to focus on moving forward," says Jaime.

Jeff had a great experience as well, both as a jump-start to get him focused on the right things to lose weight and to better understand how his body uses calories. "I was surprised to learn how many calories his body uses just standing still and not doing anything," he commented.

Thanks again to Dawn Weatherwax and Sports Nutrition 2 Go for letting us try the MedGem metabolism test! Stay tuned for a follow-up blog about another fun and interesting test we tried during our visit.

What do you think about the MedGem test? Would you try it? Have you ever had your metabolism tested?


Ver el vídeo: LAS 10 BICICLETAS MAS RARAS E INCREÍBLES DEL MUNDO (Septiembre 2021).